lunes, 16 de enero de 2006

Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo y todas esas cosas que se dicen.

Bueno (si, esa palabra que escribo tanto... cosas de una negación innata para la redacción, qué se le va a hacer).
¿Qué puedo decir? Me ha sorprendido mucho saber que hay tanta gente que me lee... a pesar de la aperiodicidad de mis "escritos" (por llamarlos de alguna manera), sobre todo teniendo eso en cuenta, porque hace ya bastante que no actualizo, y los temas que trato (que parece que solo escribo aquí para quejarme, cosa que, por otro lado es cierta, dado el nombre de mi blog XDD).

Hablando de lo cual, alla va: Vuelvo a estar en el paro. Justo cuando empezaba a enterarme de una amplia variedad de cosas, entre las cuales me enteré, por ejemplo de que efectivamente, como Milord Sota comentaba hace unos cuantos posts, existir, existe una empresa supuestamente encargada de limpiar diariamente (o cada pocos días) las instalaciones del local donde yo estaba trabajando, a fondo, paredes incluídas (supuestamente).
Por desgracia, digo, vuelvo a estar sin trabajo. Por desgracia por varias razones, una de ellas la económica, otra, la fecha (y como regalo de nochevieja, y para que empieces bien el año, no te renovamos ¿Contenta? ¿Te gusta el regalo? Vemos que te has quedado sin palabras, eso es signo de que te ha gustado, a la par que sorprendido, nuestro regalo. Ala, a casita, a disfrutar de las fiestas), otra los compañeros de trabajo, unos cielos todos ellos (con una sola excepción entre los que conozco), otra porque ya me canso de, cada poco tiempo, volver a empezar otra ronda de currículums (pero de esto al menos no me puedo quejar mucho, que otros, ya lo se, están peor que yo).

Por otro lado me ha permitido pasar los últimos días de estas fiestas con mi familia... o con parte de ella al menos. También me he librado de la presencia de uno (con un canto en los dientes puedo darme de, en toda mi [no muy extensa por otro lado] experiencia laboral, que no sea nada más que una sola persona) al que no soportaba. La persona más falsa, el peor compañero de trabajo que he tenido nunca, siempre poniéndote buena cara preparado para soltarte alguna bordería en cuanto menos te lo esperas, alguien que solo hace algo (por ejemplo ayudarte sile pides que te alcance algo), o incluso las cosas como las debe hacer o si las tiene que hacer si, y solo si, eljefe (o el encargado) se lo dice, o si está por ahí cerca o le ve, o sólo si le apetece tomarse la molestia.
Alguien que no acepta que le digan que está haciendo algo mal... a menos que seas hombre, en cuyo caso, al menos te escucha, aunque también le entre por un oído y luego le salga por el otro. Que no hace lo que debe hacer, sino sólo lo que le apetece (p.e.: recoger los cartones en vez de terminar de montar el mostrador).

Puede que sean nimiedades, pero trabajar diariamente codo con codo con una persona que te pone de los nervios incluso aunque te hayas hecho el propósito de no dirigirle la palabra, soportando además todo lo que conlleva el trabajo detrás de un mostrador en un sitio al que acuden a comprar centenares de personas diariamente, es algo que puede con los nervios de cualquiera, y la verdad es que con mi paciencia pudo hace ya mucho tiempo... y el tío entró en la empresa nada más que hacía dos meses.

Enfin.

Como decía, he podido pasar parte de las festividades con parte de mi familia. El resto de estas fechas las he pasado con muy buenos amigos. Gracias públicas a vosotros, que me habéis hecho sentir MUY querida en estos dias en que por muchas razones, al estar lejos de casa (y otros motivos) uno se siente melancólico y decaído, además de asqueado por esa sensación de "o eres feliz, o eres un paria" que invade prácticamente todo occidente estos días.
¿Qué pasa?¿Que el "siente a un pobre en su mesa" de antaño ha sido sustituido por algo así como "sé feliz" a punta de pistola y "regala cosas" por cojones? ¿Y los que no son felices? ¿Y los que no quieren/pueden regalar nada a nadie? ¿Acaso la scosas cambian en Navidad y yo no me he enterado? ¿Sharon ha salido del coma e inducido por una súbita revelación ha firmado la paz con los palestinos que han tenido otra revelación a su vez? ¿Acaso los sin techo en Navidad se convierten en ricos terratenientes sin ninguna necesidad por atender? ¿Acaso el SIDA desaparece por Navidad? ¿Acaso el hecho de que el hipócrita de mi (ahora) ex-compañero de trabajo haya simulado ser incluso amistoso conmigo y mi otra compañera de trabajo cuando se ha pegado más de un mes y pico siendo absolutamente odioso, ha sido un milagro de Navidad o, por el contrario, haya sido debido a algún rapapolvo o llamada de atención que le hayan dado (y de la cual desde luego ni he oído hablar ni he presenciado ni tengo constancia de ningún tipo)?

Enfin. Que me voy por las ramas. Tan solo daros gracias a todos los que me habéis regalado vuestra amistad, aunque no mantenga contacto con vosotros muy a menudo y a menudo no sepa apreciarlo, y gracias también a todos los que leeis este blog y me apoyais. Ya seguiré rallandoos otro rato.

"Quiereme cuando menos lo merezca, porque será cuando más lo necesite" - No recuerdo de quién.

3 comentarios:

Antonio dijo...

De nada :). A ver si encuentras currelo pronto.

Sota dijo...

Lo del curro está hecho, mujer, que tú lo vales.

Ghanima Atreides dijo...

Sota: :***