domingo, 21 de mayo de 2006

Primera muela, ¡Fuera!

Ayer, día 19 de Mayo, tenía la vez para, por fin, sacarme una de las molestísimas muelas del juicio (y si alguien sabe decirme por qué se las llama "del juicio" que me lo explique, porque no le encuentro sentido alguno).
Llegué a la clínica con unos nervios horribles. Tantos, que por más tranquila que intentara estar, nada más ponerme los primeros pinchazos de la anestesia, mientras esperabamos a que empezara a hacerme efecto para ponerme los otros y así dormirme completamente toda una parte de la mandíbula, me entró el tembleque, y a ratos no paraba de temblar, de puros nervios, lo mismo que durante los días anteriores me despertaba con los dientes bien pretos, o me sorprendía a mí misma en cualquier momento del día apretando los dientes. Nervios. Puros y duros nervios. Pero sin ningún fundamento, afortunadamente. Ni siquiera sentí el pinchazo de la aguja en ningún momento, tan solo la sensación de que había "algo" ahí. Y nada más. Bueno, sí, cuando la ayudante ponía el espejito ese para separar la mejilla de la mandíbula para que el médico pudiera trabajar bien, se notaba, así como cuando hacía fuerza para sacar la muela con el forceps también se notaba que había algo tirando por ahí, pero dolor no se notaba en absoluto, ni molestia ninguna. Eso sí, encontré el techo muy interesante, todo blanco, a cuadrados y con una rejilla de ventilación en uno de los cuadrados que me quedaban dentro de la vista entre la cabeza de la ayudante y la cabeza del médico. Resumiendo, me pegué una hora contemplando el techo, apretando las manos de puros nervios y con la boca abierta y un tío (muy simpático, eso si) asomado y hurgándome en la muela. Después de sacarme la muela me puso un par de puntos y ya me fui en dirección a mi ambulatorio para pedir el papelito de la baja (sí, en mi curro no basta un justificante médico, te tienen que dar la baja, aunque solo sea para ir a una consulta, porque si no luego tienes que recuperar las horas) aún con el efecto de la anestesia durmiéndome todo un lado de la boca, no sin antes despedirme con las recomendaciones de rigor, a saber:

- no fumes, al menos hasta mañana, que el humo con la cantidad de porquerías que lleva te puede infectar la herida.
- no te enjuagues la boca en un par de días, para que se cierre bien la herida.
- no comas cosas calientes. Aparte de por la sensibilidad de la herida, supongo yo que sería por aquello de que el calor dilata la materia y sería como abrir el grifo de la sangre.
- si te duele, tómate esto
- tómate este antibiótico para prevenir infecciones
- tómate este antiinflamatorio
- toma alimentos blandos

etc etc

Después de ir dos semanas antes, o así, al ambulatorio y preguntar cómo lo tenía que hacer para ir a por la baja, decirme que tenía que pedir cita para mi médico porque el día de la extracción mi médico no tenía visitas y el médico de guardia sólo podía darme un justificante, llego, me dice la chica que había en información que pasara al médico de guardia, y éste va y me echa la bronca por pedirle el justificante que (según averigüé después de la visita anterior al ambulatorio) no me servía para nada en el trabajo, va y me da directamente el parte de baja (y el alta ya puestos) y yo flipando en colorines.

Enfin.

Luego llego a casa, y descubro que la lavadora se ha estropeado. Yupi. Se ha salido el agua. No mucha, pero la suficiente como para remojar un poco el suelo y que no se hubiera secado desde que me fui de casa, a las 10 de la mañana (a todo esto son ya la 1:30 pasadas del mediodia). Llamo a la dueña del piso y no la cojo en casa, así que le dejo un mensaje en el contestador contándole eso y que el otro día mi compañero de piso puso una lavadora y resulta que no le centrifugó, así que salió la ropa chorreando. Al rato llama y me dice que como se trata de quedar con el técnico, que llamemos nosotros al servicio técnico (hasta me ha buscado el número) y quedemos con ellos para que vengan a casa, que no sabe nuestros horarios para poder quedar con ellos. Así que hasta el lunes no podré llamar (si me acuerdo de llamarles el lunes, que ésa es otra). He tenido que usar la lavadora, y hace unos ruidos rarísimos. Enfin.
En el ínterin, descubro que los puntos tiran, así que no puedo hablar mucho (menos mal que me han dado la baja, estar en caja con esto tiene que ser horrible), ni reírme, ni abrir mucho la boca (otro impedimento a la hora de comer)... ni fumar para calmar los nervios de "que no se me infecte", "que no se me abran los puntos", "que no me duela"...

Y así llevo dos días, con la boca cerrada todo el tiempo que puedo, y procurando toser y estornudar lo mínimo (que entonces sí que duelen los puntos), que me ha pillado en mitad de un catarro >.<

¿Y a qué viene tanto rollo?
Simple. Después de daros la brasa con lo que me dolían las muelas del juicio quería daros la buena noticia de que por fin me he sacado una. Y de paso dar un poco de tranquilidad (si les tranquiliza esto) a todos aquellos que han llegado a este blog buscando en los correspondientes buscadores de internet "muelas del juicio". Que no duele, que no pasa nada, que después tampoco duele, y que con las debidas precauciones, tampoco tiene por qué infectarse. Ánimo a todos los que se tengan que quitar una muela del juicio, que no pasa nada. Os lo asegura alguien que le tenía mucho miedo al proceso de extracción y ya ha pasado por ello.

Besos a todos

(Otro rato/día pongo una afoto de la muela extraída... a no ser que me pidais que no la ponga, claro)

7 comentarios:

GuSiLuNa dijo...

Yo debería sacarme tb mis muelecillas del juicio... pero es que me da un palo... (y, además, tampoco quiero que se me estropee la lavadora, así que ahí os quedáis, muelecillas! :P)

Grillito Cantor dijo...

Hola spero k stes a toda madre eran las 3 de la mañana y no ha bia mucho por hacer asi que simplemente iva precionando el boton de next blog aver con que me encontraba y asi fue como llegue al tuyo te mando un saludo y adios

Qarmander dijo...

Por favor, no publiques tan poco amena foto, con el dolor transmitido por tus palabras me sobra :D

Antonio dijo...

Y que tal foto de la muela junto a su antigua casa y alrededores? avenida de la nariz, ojos park...que siempre es interesante ver al autor del blog!.

Sota dijo...

Lo de "muelas del jucio" es porque, normalmente, salen una vez superada la adolescencia... con lo que se supone que la persona ya es adulta y tiene "juicio" (entendimiento, responsabilidad).

Y tranquila, que eso son dos dias y ya está...

Anónimo dijo...

Hola cybernautas.,tengo 25 años y ayer mismo me saqué la muela "del juicio" debido a que no estaba saliendo correctamente., son más los nervios que el daño en si.,da un poco de impresión pero eso es todo.,después es importante ponerse mucho hielo y si os la vais a sacar procurad que sea el fin de semana.

Anónimo dijo...

aiii hoy tengo cita pa sacarme la muela del juizio estoy aterrada....pero al leer lo q has puesto tu. me ha tranquilizado bastante, siempre me haban dicho q iva a doler q era insoportable. siempre q me habian dao cita en el dentista nunca habia ido por miedo al dolo, pero hoy me veo tranquila gracias a ti y menos mal q encontre tu pagina jeje un saludo