sábado, 1 de octubre de 2005

El coloso en llamas... o casi

Bueno, a ver si soy capaz de hilar las ideas coherentemente.

Hoy tenía el día libre en el supermercado, pero trabajaba en el hotel por la noche. Así que me he dedicado a vaguear prácticamente todo el día... aunque más me valía haber estado trabajando o durmiendo...

A eso de las 8 de la noche, me ha dado por hacerme unas alitas de pollo para llevármelas al hotel para cenar, he dejado el aceite a calentar y me he puesto a hacer cosas por la casa mientras se calentaba. Se me ha ido completamente de la cabeza que tenía la sartén en el fuego... hasta que ha llegado el humo al comedor. Pero claro, para cuando he visto el humo, ya era tarde, obviamente. La sartén tenía unas llamas de unos 35 cms de alto que llegaban a la campana extractora, que ya estaba negrísima. Una cantidad de humo horrible. Yo que veía que la campana extractora empezaba a prenderse fuego y empezaba a ponerme nerviosa, y lo único que se me ocurrió era quitar la sartén del fuego, pero luego no se me ha ocurrido qué hacer con ella, y en el ínterin, seguía ardiendo, pero he derramado un poco del aceite y una gota me ha dado en un dedo, aunque de puros nervios, he estado mucho, mucho rato sin notarlo, aunque ahora escuece un montón, en cuanto hay un poco de calor ambiente. Bueno, tenía la sartén en la mano, y no sabía qué hacer con ella, excepto volverla a poner debajo de la campana extractora, así que la he vuelto a poner ahí. Justo en ese momento he caído en la cuenta de que aún estaba encendido el fuego, así que lo he apagado (es de gas la cocinilla, así que enseguida ha dejado de añadir calor al fuego) y me he puesto a buscar algo con que apagar el fuego de la sartén, pero se me ha ocurrido la (pésima) idea de que la campana extractora podría sacar calor, así que he intentado encenderla, momento en el cual (por suerte, miedo me da pensar en las alternativas) la luz ha saltado. Al final, después de probar con un par de cosas que no cubrían la sartén por completo y que por tanto no conseguían apagar el fuego, lo he conseguido apagar con una sartén más grande. Pero la campana extractora seguía ardiendo, y yo ya no sabía qué hacer, así que he salido a la escalera (que no ha tardado nada en llenarse de humo, y yo ya tenía ataques de tos, así que he cogido el primer trapo que he encontrado, lo he mojado y me lo he puesto a la nariz y la boca), y lo único que se me ha ocurrido ha sido ir a casa del presidente de escalera, a ver si él sabía qué hacer, pero por el camino, afortunadamente, me he encontrado con unos vecinos que bajaban, que se han ofrecido a llamar a los bomberos. Al final resulta que ha llamado al 112, pero no han cogido el teléfono... :/
El vecino me ha dicho (porque le he dicho que como era un aparato eléctrico no me atrevía a echar agua para apagar el fuego) que como había saltado el diferencial, que no había peligro, que probara de echarle un poco de agua a ver si se apagaba. Lo he hecho y se ha apagado enseguida, aunque ya estaba destrozada, porque mientras estaba intentando apagar la sartén, las piezas de plástico que sujetaban algunas cosas de la campana, se habían derretido y se habían caído algunas piezas. El resto estaba ardiendo. En resumen, mi campana extractora había ardido, había saltado la luz, el piso estaba lleno de humo (casi no se podía ni respirar, gracias por haberme acordado de lo del trapo humedecido) a pesar de haber abierto ya hacía un rato las ventanas, en el 112 no cogían el teléfono, no me cogía el teléfono la dueña del piso, ni casi nadie más que he intentado llamar, en poco rato tenía que irme a trabajar, y yo aún estaba sin vestir (y sin luz...), así que, como he podido, he cogido ropa y me la he puesto, con todos mis nervios, como he podido.

En el metro he descubierto que me había puesto la camista del revés (con las costuras hacia afuera). Sin cenar, sin haber preparado cena, etc. Enfin...
Finalmente he conseguido hablar con la dueña del piso, le he explicado cómo estaba la cosa, y me he ofrecido a pagar los gastos que ello ocasionara. Que pueden ser muchos, o pueden ser más, depende de si por el incendio ha sido afectada la instalación eléctrica o no...

Enfin.

Gracias a mis vecinos por ser tan majos.
Gracias EmeA por intentar tranquilizarme.
Gracias Raul por pasarme el monitor (aún no lo he probado, lo confieso).
Gracias ^0-Zone^ por leer mi blog, creía que no lo conocías ;).

Ains...

Se aceptan donaciones, aunque sean de céntimos de euro.
Dios, si encontrara el tiquet, podría devolver la grabadora de dvds que me compré anteayer y así tendría 50 euros más...
Tengo ganas de gritar! ARGH! >.<
Bueno, por lo menos yo he salido bien librada, con tan solo una pequeña quemadura en un dedo, aunque mi economía no ha salido (o más bien saldrá) tan bien parada... :¨(

8 comentarios:

MasterJ dijo...

Bueno, al menos estás bien que es lo que cuenta... mucha suerte

Jade dijo...

Dios!! Que susto debiste de darte!!! bueno, lo importante es eso, que estes bien y que a parte de esa quemadura no tienes nada.

Koopa dijo...

Me sumo a los dos comentarios anteriores, lo importante es que estás bien y no ha habido daños realmente graves, mejórate! =)

Anónimo dijo...

joder chikilla que susto!!! pero lo importante es que tu estes bien y todo sea un susto, lo de la casa se puede arreglar asi que no te preocupes y si necesitas cualquier cosa sabes donde estoy!!!!! (marta)

marti dijo...

joder chikilla que susto!!! pero lo importante es que tu estes bien y todo sea un susto, lo de la casa se puede arreglar asi que no te preocupes y si necesitas cualquier cosa sabes donde estoy!!!!! (marta)

Gatasombra dijo...

Joer que susto O_o por lo menos no te ha pasado nada (hmm...suena repetitivo...).
Eh, y os habéis quitado de encima a Hurón Man! ¡Mola!

Anónimo dijo...

mmqnthpn
Además de eso, yo preguntaría al casero si tiene algún tipo de seguro del piso. Se lo preguntaría varias veces seguidas, porque es fácil que lo tenga y no se acuerde. Si lo tiene, échale un vistazo a la póliza y llámame.

Ghanima Atreides dijo...

Claro! en cuanto averigue quien eres :D