domingo, 4 de septiembre de 2005

Una hembra peluda, sin ropa en mi bañera!

Así está la bañera...



Y no, las cosas marrones donde el desagüe no son juguetes o comida de la hurona.



Ah, y si la pobre bicha tiene una cosita de plástico con un poco de agua, es porque a servidora le ha dado pena y se la ha puesto, que el tío cogió la hurona, la puso ahí, y que yo sepa, la pobre bicha no ha comido en todo el dia de hoy, y no se si comió en el día de ayer...

A estas alturas, se ha medio-comido el tapón de la bañera, ha aprendido a salir de la bañera, y he tenido que quitar TODO (papelera, escobilla, limpihogares) del suelo, porque ya iban tres veces que me la encontraba jugando con todo desperdigado por el suelo.

1:08 AM. El compi ya ha llegado a casa y acaba de sacar a la hurona de la bañera. A saber dónde la mete, pero a estas alturas el cabreo de EmeA ya es más que considerable, y a mi empieza a jorobarme más que un poco la situación (EmeA es más partidario de tirar al hurón por la ventana, además de al inquilino, mientras que yo soy más partidaria de lapidar exclusivamente al inquilino)...

Enfin... ya os contaré cómo termina el culebrón...

8 comentarios:

Rear Window dijo...

Cielo santo...

Urui dijo...

¿eso no se puede denunciar a la protectora de animales?

Sota dijo...

Inquilino, inquilino... El pobre bicho no tiene la culpa de nada.

O eso o lanzar al hurón contra el interfecto, claro.

Sans dijo...

El pobre húrón no tiene la culpa. Dale una patada en la boca al inquilino, por hijoputa.

Y, sí, creo que esto es denunciable.

Fernando dijo...

Yo también voto por el inquilino. Que se lleve al hurón ya. De hecho, estáis aguantando demasiado. La denuncia no os arreglará el problema, pero seguro que hay algún servicio al que podáis entregar un hurón (o dos, ya puestos)y quitaros así el marrón emocional y el material se lo hacéis quitar con la lengua a él.
La solución, lapidación.

Ghanima Atreides dijo...

Si, efectivamente, hay un servicio al que podríamos entregar los hurones, pero sería algo como la perrera, en el que al cabo de una semana, si nadie los ha querido, serían sacrificados, por lo que NO me parece una opción viable. En absoluto.

MasterJ dijo...

¿Y al inquilino no podeis darle la patada directamente?

Urui dijo...

Igual el zoo acepta donaciones de bichos.